– Falta de deseo sexual

– No orgasmo (anogasmia)

– Sequedad vaginal (hipolubricación)

– Vaginismo (coito doloroso) – Aversión y/o fobia

Las cinco disfunciones se trabajan con terapia integrativa, con resultados positivos A mediano plazo.